Textos

Román

Conocí a Román hace 4 meses, bueno, si os soy sincera, fue hace un año. Tengo que confesar que al principio no me moló, no me parecía mono y no me caía bien, pero se convirtió en una de esas personas que conoces, y les abres conversación cuando no tienes a nadie más interesante en el chat y acabas echando un buen rato de charlas absurdas.

Después de varios meses, un día me preguntó si quería quedar con él, mi antiguo yo le habría dicho que no, y habría pasado, pero estaba en esa fase en la que quieres probar cosas nuevas, y conocer en persona a alguien de internet molaba. Así que le dije que sí, y dos semanas más tarde, estábamos comiendo juntos en algún sitio de comida rápida.  No voy a mentir, en ese momento ya me molaba bastante, había descubierto que un chico gracioso tenía su punto, y encima tenía un pendiente en la oreja. Cuando nos despedimos me besó. Y yo, me volví super feliz de la vida a mi casa.

Seguimos hablando y quedando, cada día me gustaba más, y empecé  a sentir cosas, él decía que no quería una relación seria, que quería algo más casual, y yo, como estaba en una etapa de probar cosas nuevas le dije que sí, que por supuesto. Me fui de viaje con unas amigas, y al volver, estaba raro. Le pregunté que qué pasaba, y sin dejar nada claro, dio a entender que había estado con otra chica, con estar no sé si fueron solo besitos o algo más, porque no le llegué a preguntar. El caso es que entonces me di cuenta, de que esa etapa de probar cosas llegaba a su fin, y que resultaba que me había pillado mucho, así que, ni corta ni perezosa me sinceré, y se lo conté todo. Le conté que no me sentía cómoda con eso de una relación no seria, y que sentía cosas por él. Mientras le decía todo eso, estaba en mi cama, llorando, viendo Olvídate de mi, y preguntándome si existiría en la realidad alguna empresa que borrara la mente, o si podría olvidarme de todo dándome un golpe en la cabeza.

Román y yo no hablamos durante unas semanas, en concreto una, él decidió alejarse de mí para darme espacio. Supongo que pensaba que si me dejaba un tiempo se me pasaría el enchochamiento y podría volver a intentarlo. El caso es que volvió a aparecer en mi vida, en ese momento, todas mis amigas me habían dicho que pasara de él como de la mierda, así que me vi envuelta en una relación que no existía. No existía para él, ni para mis amigas, porque como podréis adivinar, me faltó tiempo para caer rendida. Nunca pregunté nada, asumí que al conocer mis sentimientos hacia él, y al volver él a buscarme a mí, yo había ganado y eramos algo más. Como no estaba segura de si simplemente ambos queríamos ignorar lo que el otro pensaba/sentía, le escribí un sms donde le dije que le quería, con un TE QUIERO bien grande. Y él me dijo que me quería también, así que para mí todo estaba bien claro.

Después de acabar los exámenes hemos decidido quedar, hemos dado un paseo, comprado comida y acabamos de llegar a su piso. Y es ahora, mientras ha ido al baño, cuando estoy empezando a tener un dolor de tripita bastante grande, dolor de miedo, porque creo que lo sé, creo que sé que dentro de media hora todo habrá acabado.

Román y yo follaremos, y nos comeremos corriendo la comida, me acompañará al autobús, y me rechazará al intentar acercarme a él de manera afectuosa antes de irme. Cuando llegue a casa le preguntaré por sms que qué va a pasar con nosotros en verano, y entonces, me dirá que qué nosotros, y que pensaba que estaba todo claro. Yo tendré todo el verano para hundirme en el dolor de mi corazón roto, corazón que lleva roto 4 meses. 4 meses en los que ha estado esperando que todo cambie, intentando olvidar todo lo que pasó entre él y esa chica, intentando convencerme de que todo estaba bien. Lo odiaré por ignorar mis sentimientos, porque estaban bastante claros y era obvio que tenía que respetarlos, y obviamente beberé los vientos, esperando que vuelva a buscarme porque estaba equivocado. Pero lo peor no será eso, lo peor será no poder contárselo a ninguna amiga.

Así que, como me conozco y sé que acabaré comiéndome mis sentimientos, creo que le voy a hacer un favor. Y voy a aprovechar ahora, para largarme a mi casa, y quedar con mis amigas, y dejar a Román con su calentón, y si eso, que se coma su calentón o ya se busque otra.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Román

  1. Creo que algo extraño les pasa a los hombres a partir de cierta edad. Se llama egoísmo!!! Quieren vivirlo todo y eso, amigo Román, es imposible. Así que haces bien en respetarte a ti misma y dejar que se marche porque este juntos te dolería aún más. Hazme caso… Pero también te digo, la vida es como un boomerang y es posible que Román vuelva a llamar a tu puerta arrepentido porque eres una mujer fantástica y estupenda que ya habrá encontrado a un hombre que no tenga miedo al amor.

    http://www.vilamores.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s