Textos

1 hora

1 hora.

“Hola, tenemos que olvidar todo lo que pasó ayer…”
Llevaba 30 minutos intentando escribirle un mensaje a Manuel, pero no sabía cómo expresar esa mezcla de sensaciones y sentimientos que la invadían por dentro.
Carla no dejaba de darle vueltas a la cabeza, pensando en cómo había llegado a aquella situación, un gran sentimiento de culpa le recorría todo el cuerpo, pero lo peor no era eso, sino que ahora mismo, en ese instante, todo se había vuelto caótico y nada tenía sentido. No se sentía real, ni trasparente.

45 minutos.

Hacía seis meses que Carla había conocido a Manuel, el novio de su mejor amiga, Lina.  Al principio no hablaban mucho. A Carla le gustaba observar y conocer un poco antes a una persona antes de verla como una amiga y confiar en ella, y siendo el novio de Lina, sentía que tenía que poner una barrera entre los dos, por respeto a ella.
Todo había comenzado hacía un par de meses, cuando mientras cenaban, Manuel comenzó a hablar de una canción, que curiosamente solamente Carla conocía. Ambos comenzaron a hablar del grupo y de cómo les gustaba. Y de ahí surgió una pequeña amistad.
Unas semanas después, Manuel le comentó a Carla que el grupo iba a hacer un concierto en Barcelona y que podrían ir todos juntos. ¡¡Era una oportunidad que no podían dejar pasar!!

30 minutos.

En un principio iban a ir los 4, Carla con su novio y Manuel con Lina, pero tanto Lina como el novio de Carla tuvieron que cancelarlo por problemas en el trabajo.
Así que, Lina y Manuel decidieron ir los dos solos.
Manuel vivía en Barcelona desde hacía unos años, así que invitó a Carla a quedarse en su piso. Él compartía piso con un amigo de la facultad, pero estaba de viaje, por lo que podría dormir en su cama.
El concierto era un sábado por la noche, así que Carla llegó a Barcelona el mismo sábado al mediodía. Manuel la esperaba en la estación de Sants, y como ella llevaba poco equipaje, decidieron ir a comer directamente. La zona elegida, Las Ramblas. Carla nunca había estado en Barcelona y Manuel pensó que era la mejor zona, ya que era una zona turística muy importante y estaba cerca de otras, así podrían aprovechar al máximo el tiempo del que disponían. Disfrutaron de un almuerzo riquísimo, muchas risas, bromas y confesiones.

15 minutos.

Llegó el momento del concierto, y entonces es cuando todo comenzó a cambiar. Embriagados por la música y la cerveza que bebían, por las risas y las bromas, por las confesiones y los roces inocentes, sus labios acabaron encontrándose. Y corrieron y volaron al piso de Manuel, donde sin articular palabra acabaron desfogándose en la cama de Manuel. Ninguno dijo nada, cuando terminaron apenas se miraron, como si no quisieran reconocer lo que acababa de ocurrir. Carla se dió una ducha, y mientras, Manuel se quedó dormido. Cuando terminó, víctima de la culpabilidad que empezaba a nacer en su interior, se vistió, recogió sus cosas y se marchó a la estación de tren.

0 minutos.

Carla acababa de llegar a su destino, ¿hogar dulce hogar?. Se intentaba convencer de que todo había sido fruto de un momento de debilidad, que no volvería a pasar, que nada era real. Un calentón y ya está. Pero entonces, comenzó a recordar a Manuel desde el momento en que lo conoció, y empezó a recordar sus miradas, su sonrisa. De pronto su móvil vibró, era  Lina, “Manuel y yo lo hemos dejado, ¿podemos hablar?”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s